Información de Expediente

2020 - E - 2107
Fecha de Entrada: 26/11/2020
Carátula: Proyecto de Ordenanza
Iniciador: CONCEJAL
Autor: CJAL. TACCONE HORACIO DANIEL
Tema: TRANSITO
Categoría: PROYECTO DE CONCEJAL
Estado: GIRADO A COMISION
Desde: 04/12/2020
Agregado a:
Observaciones:
Proyecto 1: Ordenanza
Creando el Plan Municipal de Educación en Prevención de Siniestros Viales en el ámbito del Partido de Gral. Pueyrredon, a fin de lograr la disminución de los índices de siniestralidad en materia de tránsito.

Giros

Código Comisión Fecha Entrada Fecha Salida Dictamen
005 TRANSPORTE Y TRANSITO 30/11/2020 03/12/2020
033 EDUCACION Y CULTURA 03/12/2020 03/12/2020
001 LEGISLACION, INTERPRETACION, REGLAMENTO Y PROTEC. CIUDADANA 03/12/2020 03/12/2020
002 HACIENDA, PRESUPUESTO Y CUENTAS 03/12/2020 03/12/2020
005 TRANSPORTE Y TRANSITO 04/12/2020 21/12/2020 aprobado
033 EDUCACION Y CULTURA 21/12/2020 01/03/2021
049 EDUCACION, CULTURA, CIENCIA E INVESTIGACION 01/03/2021
047 LEGISLACION, INTERPRETACION, REGLAMENTO
Texto del Proyecto Original Presentado
Este texto puede diferir del aprobado a la finalización del Proceso Legislativo, para ver el definitivo una vez aprobado dirigirse a Consulta del Digesto

Mar del Plata, 11 de noviembre de 2020



Señor  Presidente del

Honorable Concejo Deliberante

Ariel Martínez Bordaisco

Su Despacho


VISTO


                                             La preocupación por el alarmante crecimiento de la tasa de mortalidad generada como consecuencia de los siniestros viales que se producen en el Partido de Gral. Pueyrredon, y



CONSIDERANDO


ALARMA: COMPARANDO EL 2012 CON EL 2018 GRAL. PUEYRREDON PASO DE 25 MUERTOS EN SINIESTROS VIALES A 72

CASI UN 200% MAS

LAS VICTIMAS FATALES HOY SE PRODUCEN MES A MES



                                             Que enfrentar el terrible flagelo de la “inseguridad vial”, no es más que enfrentar; en buena medida, el problema de la inseguridad de los marplatenses y batanenses. La pérdida de vidas humanas, los lesionados e incapacitados y por ende la ruina familiar, no son más que el reflejo de una preocupante realidad: La continua incidencia de los mal llamados accidentes de tránsito.



                                             Que es lógico pensar que este problema sólo conviene atacarlo desde la óptica de la penalización al infractor, es decir, imponiendo la sanción según sea el caso, pero hace falta también educar permanentemente al usuario de la vía pública para que se rija por las normas que regulan su comportamiento, independientemente de su condición de conductor, pasajero o peatón. De ese modo se aborda la problemática vial desde sus orígenes.



                                             Que ciertamente las estadística hablan de un constante reporte de siniestros de tránsito de toda índole. Se cuentan los fallecidos, se tabulan los lesionados y se precisan los daños materiales, pero lastimosamente no podemos cuantificar cuántas colisiones se han evitado gracias a la educación vial impartida a tiempo, considerándola una orientación que llega a la conciencia de la ciudadanía para que cuide y proteja su vida.



                                             Que la educación vial se concibe como parte fundamental de la formación y educación ciudadana, en la promoción de una cultura de valoración y respeto por la propia vida y la de los demás.



                                             Que la educación vial cobra mayor relevancia cuando se observa la alta tasa de los mal llamados accidentes de tránsito que se producen diariamente.

                                             Que la legislación contempla la posibilidad de incluir la educación vial en distintas asignaturas a lo largo de todas las etapas educativas. Desde 1994 la Ley Nacional de Tránsito n° 24.449, establece la necesidad y la importancia de incluir la educación vial en todos los niveles de enseñanza para cumplir con el objetivo de reducir la tasa de siniestralidad en el país (art. 9, inciso a).



                                             Que es importante recordar que en edad escolar los alumnos hacen uso de las vías públicas como peatones o viajeros, pero siempre acompañados de los adultos. Por este motivo, las familias deben tener como objetivo prioritario el fomento de actitudes viales que vayan generando conciencia ciudadana y comportamientos encaminados a la creación del sentido vial, la convivencia y las pautas adecuadas para la movilidad segura.



                                             Que así como el Estado es el encargado de diseñar un sistema de tránsito y de circulación eficiente y seguro, de garantizar las condiciones mínimas de movilidad, y de ejercer el control y la sanción en los casos de incumplimiento de la normativa que regula dicha circulación, también es responsabilidad del estado promover e impulsar una nueva cultura vial a partir del sistema educativo, que apunte a mejorar la calidad de vida de la comunidad.



                                             Que en este contexto se debe considerar a  la educación vial como un proceso educativo integral y permanente que tiene como propósito formar a las personas para el uso adecuado, responsable y solidario del espacio público; por lo tanto es primordial, como parte de la política pública en la materia, desarrollar acciones educativas sistemáticas, en este caso, de formación docente, promoviendo e impulsando una nueva cultura vial a partir del sistema educativo, que apunte a mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.



                                             Que esto implica asumir la tarea central de formar a los ciudadanos para la comprensión de la complejidad de las situaciones de tránsito en la vía pública, el conocimiento de las regulaciones que favorecen la circulación segura, la reflexión sobre las causas que provocan los altos índices de siniestralidad y la toma de conciencia orientada a la prevención de siniestros viales.



                                             Que el Gobierno local hace cinco años que abandonó por completo las políticas educativas en materia de educación vial y las campañas públicas masivas de educación vial.



                                             Que ello sumado a una merma en el control del tránsito en los secuestros de vehículos por diversas infracciones en la vía pública y en una fuerte ausencia del Estado en materia de prevención de siniestros viales arroja como lamentable resultado que los mal llamados accidentes de tránsito se hayan triplicado en la ciudad si consideramos los buenos indicadores alcanzados en esta materia en el año 2012 y los comparamos con los datos del 2018 que son los últimos datos certeros a los que pudimos acceder.



                                             Que la falta de control en este año significó que si bien se ha puesto el acento en la pandemia y aún con menos circulación vial, los muertos en siniestros viales no han bajado y ello obedece a una multiplicidad de factores, entre ellos, ponemos como ejemplo la falta de conducción política del área de tránsito y la carencia de aportes significativos en herramientas de gestión (vehículos, motos, grúas, trailers, repuestos, equipamiento como vallas, conos, etc.) que ha implicado que años atrás se secuestren por año unos 3000 vehículos promedio y hoy no se llegue a la mitad y lo mismo pasa con el secuestro de motos.



                                             Que el Estado podría decir que ello se debe a la merma en la circulación constituyendo ello una falacia ya que se visualiza claramente a los motociclistas circulando sin casco, y a vehículos sin condiciones de aptitud técnica evidente, sin condiciones de seguridad, estacionados en lugares incorrectos, etc..todas circunstancias que no solo ponen en peligro a quienes utilizan de esta forma estos vehículos sino al conjunto de la población.



                                             Que ya no resulta siquiera habitual comunicar los resultados de los controles de tránsito que desarrolla el Estado como por ejemplo las alcoholemias que tanta repercusión y efectos positivos había causado en la seguridad vial y ni hablar de cualquier otro trabajo estadístico de la Dirección de Tránsito que supo tener una visibilidad importante años atrás y hoy está absolutamente ausente.



                                             Que ello no se corresponde con un deficiente trabajo del personal sino con una clara falta de conducción política del área y con una falta de aportes presupuestarios en equipamiento para un área central del Estado ya que una persona accidentada también ocupa una cama que debemos preservar para atender hoy la demanda de otra de las crisis que no es justamente la seguridad vial sino la pandemia del COVID-19.



                                             Que nuestra vida diaria está relacionada en mayor o menor medida al desplazamiento de un lugar a otro, con el fin de cubrir nuestras necesidades de alimentación, trabajo, educación, recreación, etc. La vía pública se convierte en sitio habitual para miles de marplatenses y batánense que de igual forma sienten la necesidad de desplazarse.



                                             Que en ese sentido el hombre ha diseñado medios para facilitar dichos desplazamientos y en función de nuestra inteligencia, estos movimientos se hacen de manera ordenada y con una sana convivencia, con el objetivo de disminuir los efectos negativos que conllevan esta infinidad de procesos. Es necesario entonces en virtud de ello conocer y cumplir las reglamentaciones de tránsito para evitar siniestros viales y para alcanzar este objetivo uno de los pilares es la educación vial.


Por todo lo expuesto el Bloque de concejales de Acción Marplatense proponen el siguiente proyecto de:


ORDENANZA


ARTÍCULO 1°: Crease el Plan Municipal de Educación en Prevención de Siniestros Viales en el ámbito del Partido de General Pueyrredon que tenga por finalidad inmediata lograr la más urgente disminución de los índices de siniestralidad en materia de tránsito que producen  hechos con víctimas fatales y con lesionados que en los últimos años se han duplicado o triplicado según las estadísticas comparativas por años que se tomen.


ARTÍCULO 2°: Constituyen los objetivos generales del Plan de Educación en Prevención de Siniestros Viales creado en el artículo primero:


    • Conocer y difundir la problemática vial en el entorno local para tomar conciencia acerca de la naturaleza, alcance e implicaciones de la siniestralidad vial.


    • Desarrollar actitudes de apertura, respeto y sentido de responsabilidad ciudadana, orientadas a comprender el valor intrínseco de la normativa vial y su cumplimiento.


    • Reconocer que la Educación Vial se manifiesta en la participación ciudadana, a través del comportamiento de los actores del escenario vial, en cualquier instancia.


    • Desarrollar criterios éticos y sociales centrados en el ser y el convivir, pertinentes al escenario vial, que permitan incrementar la calidad de vida de los ciudadanos.


    • Disminuir la alta incidencia de siniestros que se registran en la ciudad día a día.


    • Fomentar hábitos y pautas de comportamiento que permitan el desarrollo armónico de la persona a la luz de su formación integral y de su total adhesión al respeto de las normas sociales que rigen la circulación en el escenario vial.


    • Aprender a vivir en comunidad


    • Desarrollar hábitos de convivencia ciudadana, de autonomía y de respeto a las normas básicas que regulan la circulación o los diferentes modos de desplazamiento urbano.


    • Desarrollar el sentido de la responsabilidad compartida y del respeto a la vida propia y a la de los demás.



ARTÍCULO 3°: Establézcanse las siguientes medidas de acción mínimas en el marco del Plan de Educación en Prevención de Siniestros Viales creado en el artículo primero a saber:

    • Promover charlas y reuniones para inculcar valores morales y sobre la importancia de la seguridad vial.


    • Involucrar a niños, niñas y adolescentes en el cumplimiento de las leyes de tránsito


    • Incluir en todos los niveles y modalidades del sistema educativo programas permanentes de enseñanza en materia de seguridad vial.


    • Organizar un voluntariado social que apoyen la participación ciudadana en la prevención vial a través de diferentes acciones


    • Destinar recursos para el fortalecimiento de programas de educación vial que atiendan a las organizaciones civiles y organismos del propio Estado



ARTÍCULO 4°: Instruméntese como primera acción del Plan creado en el artículo primero la Campaña denominada “Últimos 5 minutos por la vida y la seguridad vial”


ARTÍCULO 5°: Serán objetivos de la campaña enunciada en el artículo anterior destinar los últimos cinco minutos del proceso de aprendizaje del alumno a brindar consejos y/o charlas de educación y seguridad vial.


ARTÍCULO 6°: Constituyen las premisas básicas de la Campaña enunciada en el artículo quinto una vez reanudadas las clases en los establecimientos educativos:


¿Te vienen a buscar?


    • Al llega a la puerta mirá donde está quien te viene a buscar

    • Espera que él venga hacia ti

    • Camina por la vereda junto a la pared

    • Antes de cruzar la calle mirá para ambos lados que no venga ningún vehículo

    • No inicies el cruce hasta que el semáforo esté en luz verde y veas que todos los vehículos se detuvieron.

    • Cruza por la senda peatonal y hazlo lo más rápido posible sin correr y siempre mirando hacia tus costados.

    • Si no hay semáforo cruza junto a alguna persona mayor que esté a tu lado.

    • No debes hablar con ninguna persona extraña a ti

    • No te distraigas, tu familia te espera.



¿Vas en el transporte escolar?


    • Espera en la puerta de la Escuela junto a la Maestra hasta que venga a buscarte el Conductor o Persona del micro para subir.

    • Elige donde sentarte y colócate el cinturón de seguridad antes de que el micro se ponga en movimiento.

    • Hasta que el micro no esté detenido en el lugar donde tu bajas no debes desabrochar el cinturón.

    • Cuando bajes del micro tomate de la mano de quien te fue a esperar.

    • No cruces hasta que el micro no haya partido.











¿Te vienen a buscar en auto, moto o bici?


    • Espera en la puerta de la escuela a quien te viene a buscar.

    • Tómate de la mano y ve junto a él.

    • Si el auto está en doble fila, dile a quien vino a buscarte que ello es peligroso, que te dijeron en la escuela que debe estacionar junto a la acera aunque ello implique caminar un poco más.

    • No debes cruzar la calle fuera de la senda peatonal, y no debes hacerlo entre coches estacionados. Es muy peligroso.

    • Al subir siéntate en el asiento de atrás y abróchate el cinturón antes de que el vehículo se ponga en movimiento. Traba la puerta.





En Moto:


    • Espera en la puerta de la escuela a quien te viene a buscar

    • Colócate el casco

    • Sube a la moto del lado de la vereda y cuando la persona que vino a buscarte ya está sobre ella, apoya los pies sobre el soporte de apoyo.

    • Tómate de la cintura de quien conduce, no vayas rígido, acompaña con tu cuerpo la misma inclinación de quien conduce.

    • Al bajar ten cuidado con el caño de escape, puedes quemarte.

    • Siempre baja del lado de la vereda.


En Bici:


    • Espera a quien te viene a buscar en la puerta de la escuela.

    • Solo puedes ser llevado/a en silla especial para bicicletas.

    • Tómate de la cintura de quien la maneja.

    • Los dos deben llevar casco.


Te vas en tu bici:


    • Si vas en bicicleta debes llevar colocado casco, luz blanca delante, luz roja detrás. Timbre o campanilla sonora, espejo retrovisor.

    • Siempre transita por la derecha o por ciclovía si hay en tu lugar de traslado.

    • Debes indicar tus cambios e dirección con uno de tus brazos, según el lado para el que girarás.

    • Tené en cuenta que los vehículos siempre tienen un punto ciego, y es difícil que te vean en determinados lugares, siempre conduce pensando que no te ven, y esa es la mejor prevención.

    • Trata de no circular los días de lluvia.

    • Si transitas de noche llevá ropa clara y/o algún elemento reflectivo.


ARTÍCULO 7°:Invítase a los colegios de enseñanza provincial y privados del Partido de General Pueyrredon a adherir al Plan de Educación de Prevención en Siniestros Viales denominada “Últimos 5 minutos por tu vida y la seguridad vial” con el objetivo de que destinen los últimos cinco minutos del proceso de aprendizaje de cada día del alumno a impartir conceptos vinculados con la seguridad y educación vial.


ARTÍCULO 8°:  El Departamento Ejecutivo impulsará en el marco del Plan creado en el artículo primero una campaña masiva de educación vial en los medios de comunicación local y redes sociales que ponga en evidencia la situación actual y la necesidad de revertir esta tendencia en la búsqueda de prevenir siniestros y con ellos salvar vidas.


ARTÍCULO 9°:Autorízase al D.E. a llamar a licitación pública para el diseño radial, gráfico, televisivo y de redes de la campaña referida en el artículo anterior, como así también el material de apoyo escolar para las charlas diarias.

En cualquier caso, el para el desarrollo y diseño del Plan deberá gestionarse de forma participativa en conjunto con la sociedad civil, actores públicos y actores privados del Plan Municipal de Seguridad Vial del próximo decenio que podría integrar el Plan Maestro de Transporte y Tránsito. 


ARTÍCULO 10°:Este Programa integrará el Plan Municipal de Seguridad Vial y sus acciones deberán ser medibles a través de los indicadores de resultados que se establezcan dentro del Plan General y seguidas mensualmente por el Observatorio de Seguridad Vial del HCD.


ARTÍCULO 11°: De forma.




   -----------------------

Mar del Plata


Municipalidad del Partido de General Pueyrredon

Departamento Deliberativo



   BLOQUE ACCIÓN MARPLATENSE




 Volver