Información de Expediente

2014 - E - 1571
Fecha de Entrada: 09/06/2014
Carátula: PROYECTO DE ORDENANZA
Iniciador: FRENTE PARA LA VICTORIA
Autor: CJAL. GUTIERREZ MARCOS HORACIO
Tema: VARIOS
Categoría: PROYECTOS DE BLOQUES
Estado: A LA ESPERA DE LA PROMULGACION
Desde: 04/12/2014
Agregado a:
Observaciones:
Proyecto 1: Ordenanza
Encomendando al D.E. la colocación de una placa recordatoria en memoria a los militantes que participaron de la Resistencia Peronista en la entrada de los tanques de depósito de petróleo de YPF, ubicado en la zona del puerto de Mar Del Plata.-

Sanciones

N° Sanción Fecha Sanción N° Prom. Fecha Prom. Fecha Veto
O-16186 21/08/2014 21889 27/08/2014

Giros

Código Comisión Fecha Entrada Fecha Salida Dictamen
033 EDUCACION Y CULTURA 10/06/2014 18/06/2014 Aprobado
028 OBRAS, SEGURIDAD Y PLANEAMIENTO 18/06/2014 29/07/2014 Aprobado
002 HACIENDA, PRESUPUESTO Y CUENTAS 29/07/2014 15/08/2014 Aprobado
Texto del Proyecto Original Presentado
Este texto puede diferir del aprobado a la finalización del Proceso Legislativo, para ver el definitivo una vez aprobado dirigirse a Consulta del Digesto


                                             Mar del Plata, 9 de junio de

2014

A la Presidenta del

H. Concejo Deliberante

Sra. Vilma Rosana Baragiola

S------------/------------D


VISTO:

      Los trágicos hechos que se produjeron  en  Mar  del  Plata  el  19  de

septiembre de 1955 perpetrados por el buque “9 de Julio” sobre  los  tanques

de depósito de petróleo  de  YPF  ubicados  en  la  zona  del  Puerto,  como

consecuencia de una serie de ataques producidos  a  lo  largo  y  ancho  del

territorio argentino, por los ideólogos  de  la  autoproclamada  “Revolución

Libertadora” y;


CONSIDERANDO:

      Que el 16  de  septiembre  de  1955  comienza  a  tener  lugar  en  la

República  Argentina  la  autoproclamada   "Revolución   Libertadora",   que

finalmente provocara la renuncia del presidente constitucional Juan  Domingo

Perón.

      Que el puntapié  inicial  del  levantamiento  militar  lo  produjo  el

general retirado Eduardo Lonardi, en la ciudad de Córdoba, bajo  la  bandera

del  nacionalismo  católico,  con  el  lema  "ni  vencedores  ni  vencidos",

espíritu conciliador pregonado  que  sólo  durará  50  días,  convirtiéndose

tiempo después en una implacable cacería de peronistas.

      Que el presidente constitucional Juan Domingo  Perón,  preocupado  por

lo que podría haber sido una masacre mayor, decide  renunciar  a  su  cargo.

"Bastaría pensar en lo que habría ocurrido si  hubiera  entregado  armas  de

los  arsenales  a  los  obreros  decididos  a   empuñarlas",   decía   desde

Montevideo.

      Que bajo las órdenes de opositores de Juan Domingo Perón,  el  General

Pedro Eugenio Aramburu, jefe del Estado Mayor del  Ejército,  junto  con  el

contralmirante Isaac Francisco Rojas, deponen a Eduardo  Lonardi,  y  ocupan

la presidencia y vicepresidencia de la Nación, respectivamente.

      Que, de esta manera,  la autoproclamada "Revolución  Libertadora",  se

convirtió en un  golpe  de  Estado  contra  el  partido  político  de  mayor

popularidad en la Argentina.







      Que, coronado con fusilamientos, bombas y centenares  de  muertes,  el

derrocamiento del presidente constitucional Juan Domingo  Perón  se  produjo

en un escenario de extrema violencia y odio, en  un  trazado  logístico  que

intentó borrar del  pensamiento  y  la  historia  argentina  la  figura  del

expresidente.

      Que a partir de ese momento, el Partido Justicialista  fue  proscripto

y se intentó eliminar al peronismo como expresión  política  de  las  clases

populares sin tener la posibilidad de participar en elecciones  democráticas

hasta 1973.

      Que se truncó algo más que un proceso democrático, el pensamiento,  la

libertad de expresión y la mesa de debate de los partidos  políticos,  bases

fundamentales de la democracia, que fueron reemplazados por  la  fuerza  del

hombre empuñando un arma.

      Que el 16 de junio de 1955 se produjo un levantamiento militar  en  el

que la Aviación Naval bombardeó la ciudad  de  Buenos  Aires  teniendo  como

principal objetivo la Plaza de  Mayo,  la  Casa  Rosada  y  la  sede  de  la

Confederación General del Trabajo.

      Que dichos acontecimientos se  replicaron  a  lo  largo  y  ancho  del

territorio argentino provocando miles de victimas.

      Que la Honorable Cámara de Senadores de la  Nación,  a  través  de  la

Resolución Nº 3063-05, rindió “su homenaje al Pueblo Argentino, víctima  del

golpe  de  estado  perpetrado  el  16  de  Septiembre  de  1955,  en  su  50

Aniversario, el cual provocó muertes  y  dolor,  e  interrumpió  el  proceso

democrático del gobierno de Juan Domingo Perón”.

      Que la Honorable Cámara de Senadores de la  Nación,  a  través  de  la

Resolución Nº 3806-10, manifestó  “su  más  enérgico  repudio  al  Golpe  de

Estado encabezado por el General Eduardo Lonardi que derrocara  al  gobierno

constitucional del general Juan Domingo Perón el 16 de septiembre  de  1955,

al  cumplirse  el  55°  Aniversario   de   la   sublevación   autodenominada

‘Revolución Libertadora’”.

      Que en un olvidado artículo periodístico de 1957, Juan  Domingo  Perón

señaló que  la  autoproclamada  “Revolución  Libertadora”  trajo  la  cuarta

invasión  inglesa  al  eliminar  lo  que  Juan  Domingo   Perón   detallaba:

“Nacionalizamos,  comprando  y   pagándoles,   los   transportes,   puertos,

teléfonos, silos y elevadores, frigoríficos, servicios de gas y energía,  el

Banco Central, creamos la Flota Mercante, que llegó  a  ser  la  cuarta  del

mundo, y dimos  al  país  transportes  aéreos.  Industrializamos  la  Nación

facilitando la instalación de industrias pesadas. Asimismo, fabricamos  gran










cantidad de maquinarias y automotores”.

      Que el 19 de septiembre de 1955, los tanques de depósito  de  petróleo

de YPF de la ciudad de Mar del  Plata,  ubicados  en  la  zona  del  Puerto,

fueron atacados por el buque “9 de Julio” por decisión de los  ideólogos  de

la autoproclamada “Revolución Libertadora”.

      Que durante la jornada del lunes 19 de septiembre de  1955,  a  partir

de las cinco de la mañana, agentes de la policía federal y de  la  Provincia

dieron aviso de evacuación casa por casa desde La Perla hasta el Puerto.

      Que desde las seis  de  la  mañana  se  iniciarían  las  acciones  del

Comando Revolucionario Naval, el cual bombardeo la zona puerto de la  ciudad

de Mar del Plata.

      Que  las  primeras  bombas  lanzadas  desde  el  avión  naval  “Martin

Mariner”  cayeron  en  las  inmediaciones  de  los  tanques  de   YPF,   sin

ocasionarles daño alguno, y éste fue atacado por  efectivos  de  la  Escuela

Antiaérea que momentos antes se habían apostado en la zona.

      Que la segunda andada de bombas, que cayó frente  a  Playa  Grande  en

cercanías de la escollera Norte, fue llevada a cabo por  el  crucero  “9  de

julio”, que había zarpado desde Puerto Madryn el día 16,  cuando  las  bases

navales  de  todo  el  país  se  habían   sublevado   contra   el   gobierno

constitucional de Juan Domingo Perón.

      Que estas operaciones se  realizaron  sin  comunicación  con  la  base

naval debido a que, desde el exterior, había sido  cortada  la  alimentación

de electricidad por “fuerzas leales”.

       Que,  por  tal  razón,  también  se  encontraban  interrumpidas   las

comunicaciones telefónicas entre la ciudad y la zona portuaria.

      Que después del bombardeo a los tanques de YPF, personal  de  la  base

naval escapó del lugar en lanchas, botes y  pesqueros  incautados  para  tal

fin.

      Que el tanque de YPF alcanzado por el bombardeo era de 10 millones  de

litros y  tenía  una  existencia  de  6  millones  de  Fuel-Oil,  que  ardió

levantándose gruesas columnas de humo.

      Que, asimismo, fueron dañados dos tanques de Diesel con un  millón  de

litros; dos de Gas-Oil con 700  mil  litros;  tres  de  nafta  con  600  mil

litros; uno de kerosén con 600 mil litros y otro de agrícol.

       Que  los  tanques  de  YPF  fueron  considerados  como  un   objetivo

“estratégico” de la autoproclamada “Revolución  Libertadora”,  que  de  esta

manera enviaba un macabro mensaje a  Juan  Domingo  Perón  y  los  militares

leales.




      Que mientras se desarrollaban estos acontecimientos, sobre  la  costa,

desde el parque San Martín hasta  el  Torreón  del  Monje,  se  concentraron

grupos de civiles antiperonistas que vivaban las acciones de la Marina.

      Que una  vez  culminadas  las  maniobras  marítimas  1200  hombres  de

Infantería de Marina desembarcaron en la ciudad.

      Que al comenzar la noche, la zona portuaria quedó en calma ya que  los

efectivos del Ejército y de la Aeronáutica,  como  así  también  los  grupos

civiles armados, se habían retirado.

      Que las densas columnas de humo que se elevaban hacia el cielo  podían

ser observadas desde muy larga distancia y en un principio se supuso que  un

sector de la zona portuaria ardía.

       Que  los  destructores  efectuaron  alrededor  de  20  salvas  (tiros

artilleros) con 4 cañones de 120 mm.

      Que los efectivos militares no  depusieron  su  actitud  y  desde  los

barcos de la Marina de Guerra se efectuó una  salva  contra  cinco  camiones

con tropas, estacionados en la Av. Juan .B. Justo y Tucumán.

      Que al evocar su actuación en el conflicto, años después el  almirante

Isaac  Rojas  recordó  sus  vivencias:  “Ese  fue,  en  verdad,  el  momento

culminante de mi vida naval y, puedo decir, de  mi  actividad  publica,  aun

habiendo sido después designado vicepresidente de  la  Nación,  porque  ello

significaba tener a mis ordenes  a  toda  la  armada  nacional  dispuesta  a

cumplir su objetivo de  devolver  a  la  Patria  a  su  estado  republicano,

terminando con la tiranía peronista”.

      Que luego agregó un dato que  revelaría  la  importancia  táctica  del

ataque a los tanques y el  objetivo  perseguido:  “Me  traslade  al  crucero

‘General Belgrano’ y comunique que había asumido el comando jefe en toda  la

Armada en operaciones y les informé a todos  los  gobiernos  extranjeros  el

hecho de que la Marina había establecido  el  bloque  efectivo  de  todo  el

litoral marítimo y fluvial de La República Argentina. Por  la  tarde  recibí

un radiotelegráfico del general Lonardi en el que me decía que su  situación

era muy crítica y me pedía que hiciese una demostración para  aliviarla.  En

consecuencia, dispuse que  el  crucero  ‘9  de  julio’,  que  navegaba  para

incorporarse a la flota, al pasar frente a  mar  del  plata  destruyese  con

artillería todos los depósitos de combustibles visibles desde el mar”

      Que YPF, creada bajo la Presidencia  de  Hipólito  Yrigoyen  el  3  de

junio de 1922, representó en aquel entonces  la  soberanía  hidrocarburífera

de la República Argentina.

      Que YPF, histórica empresa petrolera  nacional,  desde  su  nacimiento

desempeña un rol muy importante en la sociedad argentina.

      .

      Que a partir del 19 de septiembre hasta el  14  de  octubre  de  1955,

ejercieron simultáneamente o alternadamente el  gobierno  de  la  Comuna  el

capitán de Corbeta Juan  Miguel  Biset  (Delegado  Militar  en  la  Comuna);

Comandante Militar de Mar del Plata, Capitán de Fragata Carlos  López  y  el

Comandante Superior del sector de Mar del Plata, Capitán  de  Fragata  César

Poch.

      Que desde las paginas del  diario  “El  Trabajo”  en  su  edición  del

martes 20 de septiembre de 1955  se  daba  cuenta  de  los  sucesos  en  los

siguientes términos: “Como se sabe, la  población  marplatense  vivió  ayer,

durante toda la jornada, horas de  desasosiego,  motivado  por  el  repetido

cañoneo efectuado desde navíos de  guerra  que  atacaron  los  objetivos  en

poder de algunos grupos aliados que pretendían defender el régimen caído”.

      Que desde la portada del diario “La Capital” en su edición del  martes

20 de septiembre de 1955 se titulaba “Los tanques  de  YPF  dañados  por  el

bombardeo” ilustrando una foto de lo acontecido.

      Que se adjunta la portada del diario “La Capital” en  su  edición  del

martes 20 de septiembre de 1955.

       Que a partir del  decreto- ley Nº 4161, del 5 de Marzo  de  1956,  la

autoproclamada “Revolución Libertadora” proscribió el  movimiento  peronista

y prohibió nombrar a sus lideres Juan  Domingo  Perón  y  Eva  Perón,  y  la

utilización de emblemas, símbolos e insignias que contengan  la  figura  del

Partido Justicialista.

      Que con  el  peronismo  proscripto,  su  líder  en  el  exilio  y  sus

principales dirigentes encarcelados, se organizó en las fábricas  y  en  los

barrios la “resistencia peronista”

      Que el 16 de septiembre de 1955, a los ojos  de  la  historia,  es  un

Golpe de Estado  más  entre  los  tantos  que  interrumpieron  los  procesos

democráticos de la Argentina, pero tiene la particularidad de haber  logrado

alejar al general Juan Domingo Perón de su patria y haber  dado  comienzo  a

la Resistencia Peronista, una  gloriosa  resistencia  que  mantuvo  viva  la

llama de un Movimiento que había devuelto la dignidad al pueblo  trabajador;

que había dado rango  constitucional  a  los  derechos  humanos;  que  había

ofrecido a manos llenas salud,  educación  y  trabajo;  que  había  cambiado

definitivamente a los argentinos que, por primera vez, se sentían dueños  de

un auspicioso destino.

      Que la campaña de desprestigio,  la  difamación,  la  persecución,  la

detención y el asesinato de los  militantes  peronistas  no  logró  más  que

fortalecerlos y acrecentar su capacidad de lucha.

      Que los marplatenses José María Cartas, Hugo  Troxler,  Ángel  Altuna,

Pedro Álvarez, Vuelta Marino, perseguidos y torturados por el terrorismo  de

Estado, y René



Arnaldo Izus, asesinado por la Triple A-CNU forman parte de  los  militantes

que participaron de la Resistencia Peronista  durante  1955  y  1973  en  la

ciudad de Mar del Plata.

      Que en la zona donde se ubican los tanques de depósito de petróleo  de

YPF ubicados en la zona del Puerto de la ciudad de  Mar  del  Plata,  no  se

encuentra ninguna placa conmemorativa que  recuerde  el  hecho  trágico  que

sucedió.

       Que la implementación de las placas recordatorias es  necesaria  para

rememorar en el presente lo que sucedió en el pasado.

      Por todo lo expuesto, el Bloque  de  Concejales  del  Frente  para  la

Victoria  eleva  el siguiente proyecto de:


                            ORDENANZA


Artículo 1.- El Honorable Concejo Deliberante  establece  que  sea  colocada

una placa recordatoria en la entrada de los tanques de depósito de  petróleo

de YPF ubicados en la zona del Puerto,  en  nombre  de  Maria  Cartas,  Hugo

Troxler, Ángel Altuna, Pedro Álvarez, Vuelta Marino  y  René  Arnaldo  Izus,

militantes que participaron de la Resistencia Peronista en la ciudad de  Mar

del Plata.


Artículo 2.- La placa será descubierta en un acto  especialmente  organizado

para la ocasión.


Articulo 3.- De forma, etc.














-----------------------

Municipalidad del Partido de General Pueyrredon

Departamento Deliberativo



                       BLOQUE  FRENTE PARA LA VICTORIA



Mar del Plata



 Volver